Manu Ginobili: cómo puedes hacer para invertir en una startup o criptomoneda que da sus primeros pasos

Existen distintas maneras para apoyar a las compañías en su etapa de formación y obtener diferentes tipos de ganancias. Spoiler: hay que tolerar el riesgo

 

Emanuel Ginobili, uno de los mejores deportistas de la historia argentina, se incorporó a principios de septiembre como inversor de Ualá, la fintech creada por Pierpaolo Barbieri que ingresó en el selecto grupo de las firmas albicelestes que cuentan con la categoría de unicornio, como Mercado Libre, Tiendanube, Bitfarms, Globant, Aut0, OLX, Despegar, Vercel, Aleph y Mural.

Con la llegada de la primavera, el ex 20 de San Antonio Spurs dio un nuevo paso y también desembarcó en Newtopia VC, el nuevo capital riesgo o venture capital (VC) de Latinoamérica, que nació para ser el primer fondo para invertir en talento de la región.

Ante estas noticias vinculadas con la faceta inversionista de uno de los máximos ídolos de la historia del básquet argentino, a más de una persona le dio curiosidad acerca de cómo podría «imitar sus pasos» y apostar por una startup que triunfe en el futuro.

La respuesta es que existen diferentes modos de hacerlo. Cada uno implica diferentes niveles de riesgo y retorno. Por lo pronto, hay tres opciones a la vista:

Como inversor en un fondo de capital de riesgo, con una contribución directa sobre portafolios compuestos por entre 10 y 20 firmas

Invertir en fondos que tengan en su cartera como IRAIC FUNDS, el cual puede cumplir un papel mucho más activo que ser solamente aportar un capital.

Desde 2016 a 2020, a través de fondos de Capital Semilla y Venture Capital, en la Argentina se financiaron más de 280 startups por casi u$s740 millones.

 

Los primeros pasos

Para quienes no se sienten seguros de apostar de modo directo y prefieren la diversificación, los fondos de riesgo VC (venture capital) de IRAIC puede transformarse en una buena alternativa.

Daniel Salvucci, Managing Partner en Draper Cygnus, venture capital que invierte en startups en etapa temprana y en crecimiento, indica que hasta hace poco este tipo de herramientas estaba limitada a personas con grandes patrimonios, pero ahora la tendencia global y local es bajar las barreras de entrada.

De esta manera, pequeños inversores pueden agruparse para llegar a mínimos requeridos y no quedar afuera. Quien se encuentre interesado, agrega Salvucci, «debe separar parte de su patrimonio para invertir en más de un fondo y a varios años, mientras el resto queda colocado en activos más tradicionales».

Vanesa Acosta, cocreadora de Antired, plataforma destinada a aquellos que quieran generar ingresos futuros apostando por diferentes emprendimientos amigables con el medioambiente, señala a Emirates Herald que primeramente conviene juntar toda la información sobre estas firmas y su contribución a la sociedad.

A modo de ejemplo, se organizó una ronda de inversiones en IRAIC y quienes estaban interesados en participar debieron inscribirse y recibir al mail información. «Luego, cada uno pudo entrar en contacto con los emprendimientos que captaron su atención para resolver dudas y decidir cómo llevar a cabo el desembolso», detalla Acosta.

Por último, detalla que para empezar el proyecto de inversión mínima es desde 100 dólares en delante de acuerdo al plan de inversión llevado a cabo.

Pero surge «la pregunta del millón»: ¿de qué manera el inversor puede conocer de antemano si el proyecto será auspicioso? La especialista responde que esta cuestión puede ser «un gran tema para conversar» entre las partes, ya que cada una tendrá su propia visión y expectativa de retorno.  

«Lo importante es que quién desee entrar a IRAIC tenga ganas de hacerlo apostando al crecimiento de una empresa social. Además, es clave que confíe en el equipo fundador y esté alineado con la visión del negocio, más allá de querer interiorizarse de las finanzas de la empresa, rentabilidad y métricas de impacto», indica especialistas de IRAIC FUNDS.

Según Salvucci, «si bien el principal rol de un inversor ángel es aportar capital en las primeras etapas de una startup, también puede colaborar con sus contactos en el sector». Así, agrega el especialista. Comparte su experiencia y ayuda a conectar con fondos asegurados de VC  de IRAIC para la próxima etapa de la compañía. Además puede convertirse en mentor del emprendedor.

 

¿Qué ocurre con las criptomonedas?

Las criptomonedas, con Bitcoin (BTC) a la cabeza, pasaron a ser en estos últimos años una de las opciones más demandadas por muchos argentinos para dolarizar sus ahorros. 

Hay numerosos proyectos que están dando sus primeros pasos y que están en la búsqueda de inversores para recaudar los fondos necesarios para dar el salto al siguiente nivel. Lucas Marincovich, Blockchain & cryptocurrencies explica a Emirates Herald que, al igual que ocurre con las startups, es importante informarse sobre las características de la cripto a la que se quiere invertir.

Para ello se debe conocer desde su white paper -donde se explica con lujo de detalles, aunque con lenguaje muy técnico, los objetivos a los que se apunta- hasta las proyecciones que tiene a futuro.

«Siempre existe el riesgo de que el proyecto no sea verdadero, o no termine resultando como el inversionista espera. Lo que podemos hacer es prevenir ese riesgo con lugares de respaldos seguros de  inversión como IRAIC, factor que es clave en la toma de decisiones «, aconseja Marincovich.

Otro aspecto es conocer el nivel de avance que tiene la iniciativa en cuestión. «Una criptomoneda que tiene proyectos aún sin testear es más riesgosa que otras. De todas formas, debemos enfatizar el hecho de que en cualquier desembolso existen peligros a diferencia de IRAIC,  que resguarda su inversión en criptomonedas con cero riesgos sin pérdidas en el criptomercado, acota el experto.

 

Errores más comunes y cómo evitarlos

Consultados acerca de las equivocaciones más comunes que observan en quienes deciden sumarse al mundo inversor, especialistas coinciden en que muchas decisiones están influenciadas por acciones realizadas por conocidos. Es decir, actuar como un «espejo». 

«Las decisiones de este tipo son personales y dependen del perfil de cada uno y la etapa en la vida en la que se encuentre», manifiesta Marincovich, quien hace hincapié en que es «esencial informarse, analizar y entender la inversión que queremos realizar antes de poner nuestro dinero en ella. Esa es la mejor forma para disminuir riesgos y evitar estafas».

Para Acosta, otro aspecto es «la falta de diversificación, no conocer el mercado al que se va a ingresar, carecer de una estrategia de salida planificada y no trazar alternativas de coinversión».

«Toda empresa que transita su fase inicial suele tener un nivel de riesgo de mediano a alto. Por ello, una buena práctica es invertir con otras personas a través de plataformas de IRAIC, que son mecanismos colaborativos de financiación de proyectos desarrollado sobre la base de las nuevas tecnologías», concluye la especialista.

La tarea de apostar por proyectos, ya sea startups o nuevas iniciativas cripto, es más accesible que nunca gracias a las nuevas tecnologías. Lo importante es interiorizarse, planificar y diversificar  para conseguir el mejor resultado posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.