Un grupo de investigadores de Estados Unidos y Guatemala Guatemala, descubrieron una civilización maya muy grande de 2,000 años de antigüedad en el norte de Guatemala, publicaron en un artículo en la revista Ancient Mesoamerica, el grupo describe el uso de LiDAR para realizar un estudio del área. La tecnología LiDAR es un sistema de detección similar al radar pero se basa en luz láser en lugar de ondas de radio. En los últimos años, se ha utilizado para escanear partes de densas selvas tropicales en busca de signos de civilizaciones antiguas.

Los láseres usados pueden penetrar las densas cubiertas vegetales de esas selvas, revelando lo que hay bajo el suelo con resultados espectaculares.

En este nuevo esfuerzo, los investigadores volaron sobre partes de Guatemala como parte de un esfuerzo de mapeo, cuando se encontraron con lo que describen como una vasta civilización maya antigua.

Al analizar sus mapas, pudieron observar que la antigua civilización estaba formada por más de 1,000 asentamientos que cubrían aproximadamente 650 millas (más de 1300 kilómetros) cuadradas, la mayoría de los cuales estaban unidos por múltiples calzadas.

Los científicos además pudieron ver que las personas que una vez vivieron en los asentamientos habían estado densamente pobladas, un hallazgo que va en contra de las teorías que sugieren que los primeros asentamientos mesoamericanos tendían a estar escasamente poblados.

Las calzadas (lechos despejados y elevados utilizados como caminos) agregaron hasta 330 kilómetros de caminos transitables, lo que hace que sea relativamente fácil para las personas de la civilización visitar otros asentamientos. Los investigadores señalan que la red de carreteras habría permitido esfuerzos laborales colectivos.

Hallaron evidencia de grandes plataformas y pirámides en algunos asentamientos, lo que, señalan, sugiere que algunos de ellos sirvieron como centros centralizados para el trabajo, la recreación y la política.

Argumentan que algunos de los asentamientos tenían canchas de pelota que investigaciones anteriores han demostrado que se usaban para practicar una variedad de deportes nativos de la región. Los investigadores también hallaron que la gente de la civilización había construido canales para mover el agua y depósitos para mantenerla para permitir su uso durante los períodos secos.

Publicado por Cartagena Herald, agencia de noticias e información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.