contador gratuito
No icon

El fuego ha calcinado más de 6.000 hectáreas y las llamas han llegado a superar los 50 metros de alt

El incendio de Gran Canaria avanza sin control y obliga a evacuar a 9.000 personas

El incendio de la cumbre de Gran Canaria, iniciado el pasado sábado 17 de agosto en el municipio de Valleseco, afecta ya a un perímetro de 60 kilómetros, en el que se han quemado más de 6.000 hectáreas y que ha obligado a desalojar a unas 9.000 personas de más de 50 núcleos de población de ocho municipios de la isla. No se descartan nuevas evacuaciones en caso de que las llamas avancen hacia Mogán y tampoco se espera que los vecinos desalojados puedan volver a sus casas en las próximas horas. El fuego sigue descontrolado y los esfuerzos de los servicios de extinción se concentran a estas horas en el flanco derecho del incendio, que afecta al Parque Natural de Tamadaba.

 

Sin embargo, las previsiones meteorológicas hacen ser optimistas, según ha explicado el presidente canario, Ángel Víctor Torres, ya que se espera que las temperaturas bajen significativamente en las próximas horas.El operativo de extinción que trabaja en estos momentos en las cumbres de Gran Canaria es el mayor de los desplegados en la historia del archipiélago. Así lo ha señalado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas quien se ha desplazado a la isla para seguir el incendio. En este sentido, Planas adelantó que este martes se sumarán cuatro aeronaves a las 16 que ya están trabajando en la zona, cuatro de ellas hidroaviones procedentes de la Península. "El despliegue de medios para sofocar este incendio es de los más importantes realizados en los últimos años tanto en Canarias como en España y que la prioridad es evitar pérdidas de vidas humanas, así como minimizar los daños materiales y humanos", recalcó Luis Planas.

Del mismo modo, el ministro Planas ha reconocido que estamos en "un momento crítico" en la lucha contra "este gravísimo incendio" y ha destacado el apoyo que el Estado está prestando a Canarias para la extinción del fuego y ha insistido en que la prioridad es evitar la pérdida de vidas humanas. Durante la noche, el avance del fuego ha obligado a evacuar nuevas poblaciones, entre ellas el casco urbano completo de Valleseco (ayuntamiento con 3.784 habitantes), el barrio de El Carrizal de Tejeda, en la cumbre; y los barrios de El Valle y El Risco, en Agaete, cerca de la cabeza del incendio, en el noroeste de la isla. Las últimas poblaciones desalojadas han sido Saucillo, en Gáldar, y Piletas y Troya, en Agaete.

El incendio ha provocado ya un enorme daño ambiental, con varios espacios naturales afectados, entre ellos una de las grandes joyas verdes de la isla, el parque natural de Tamadaba. No hay constancia de que se hayan producido desgracias personales a pesar de que en algunas zonas se ha adentrado en espacios que los técnicos llaman de "interfaz", porque en ellos se mezclan vegetación y viviendas. En los trabajos para atajar el fuego hay unas 600 personas, que sumadas a las aproximadamente 400 que lo hacen durante la noche, alcanzan las más de 1.000 personas diarias que luchan en la extinción del incendio.

Los esfuerzos se concentran sobre todo en contener el avance hacia Agaete y La Aldea, el frente más complicado, así como hacia Tejeda, donde el fuego se mantiene activo a pesar de los esfuerzos, ha indicado el jefe de servicio de la Dirección General de Seguridad del Gobierno canario, Florencio López. En la zona de Agaete y La Aldea, donde se encuentra el Parque Natural de Tamadaba, solo se puede actuar por aire, pues es muy peligroso hacerlo por tierra, ya que hay gran riesgo de que los medios terrestres queden atrapados.

Una imagen de la isla de Gran Canaria desde el satélite Terra en la que se aprecia la columna de humo del incendio.

Una imagen de la isla de Gran Canaria desde el satélite Terra en la que se aprecia la columna de humo del incendio. 

El fuego en las zonas habitadas está contenido gracias al trabajo realizado en las últimas horas, ha dicho López. Afortunadamente, hay zonas del pinar de Tamadaba que no han sido afectadas y "no se está haciendo mucho daño", de manera que el fuego avanza como si fuera una quema controlada, pero todo dependerá de cómo evolucione el viento. Por su parte, el presidente canario ha indicado que en las próximas horas bajarán previsiblemente las temperaturas y subirá la humedad, lo que favorecerá la extinción del fuego.

La cifra de 9.000 desalojados de sus casas se ha calculado a partir del censo oficial de los distintos barrios afectados por las evacuaciones. De ellos, solo 400 personas han pasado la noche en los seis albergues provisionales habilitados en San Mateo, Teror, Gáldar, Moya, Agaete y Tunte, en este último caso en el sur.

Los servicios de socorro también se han mantenido en contacto con las 40 personas a las que anoche se ordenó permanecer confinadas, por su seguridad, en el centro cultural de Artenara, a las que se sacará de allí en cuanto la situación del incendio lo permita. La decisión de que se recluyeran en ese lugar se tomó al considerar que ofrecía un refugio con garantías, porque anoche hubiera sido arriesgado salir de la localidad con las condiciones del incendio.

Comment As:

Comment (0)