contador gratuito
No icon

La primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir, anunció que se saltará la visita del vicepresi

La primera ministra de Islandia plantará a vicepresidente de EE. UU. cuando visite el país

La primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir, hizo un anuncio que muchos ven como un acto de solidaridad con Dinamarca. La política islandesa, en el cargo desde noviembre de 2017, anunció que se va a saltar la visita del vicepresidene de Estados Unidos, Mike Pence, quien visitará el 4 septiembre el país. 

De acuerdo con sus voceros, la razón no es otra que compromisos previos. 

Jakobsdottir explicó que desde hace mucho tiemplo agendó dar un discurso de apertura de la reunión anual del Consejo de Sindicatos Nórdicos que se celebrará Malmö, Suecia, el 3 de septiembre, un día antes de la llegada de Pence. Luego, el 4 de septiembre, deberá sostener reuniones privadas con líderes sindicales nórdicos, por lo que no podrá reunirse con Pence, según explicaron voceros de su oficina.

El acto ha sido relacionado con la polémica entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, por las intenciones de EE. UU. de comprar Groenlandia. 

Después de que Trump mostrara su interés por comprar la isla y Dinamarca tachara el hecho como "absurdo", Trump decidió suspender la visita que tenía programada a ese país. 

"Por supuesto que me apena y me sorprende que el presidente de Estados Unidos haya cancelado su visita", dijo en rueda de prensa Frederiksen, quien rechazó que haya una crisis diplomática, mantuvo la invitación a Trump en el futuro y resaltó la necesidad de reforzar la cooperación, sobre todo en el Ártico.

Trump había anunciado horas antes en la red social Twitter que posponía de forma indefinida la visita a Dinamarca, prevista para el 2 y 3 de septiembre, por el rechazo mostrado por Copenhague días atrás a discutir la compra del territorio autónomo de Groenlandia, que él considera "estratégicamente interesante".

Pero Jakobsdottir aclaró que no tiene nada que ver, pues la decisión la tomó antes de que pasara la polémica con Dinamarca. 

“Esta visita, que fue organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, ha dado muchos tumbos en el calendario, por lo que me ha sido muy difícil organizarlo todo para acudir“, explicó a la prensa local. 

Y conocedora de las reacciones de Trump, quien acusó a Dinamarca de ofender la pueblo de EE. UU., la Primera Ministra islandesa aclaró que su decisión no "pretende en ningún caso desairar a la administración Trump".

Jakobsdottir ha encabezado políticas progresistas sobre los derechos al aborto, los derechos LGBT y el cambio climático y miembros de su partido protestaron por la visita de Pence, quien está en contra de estas luchas sociales y ha encabezado una cruzada antiaborto en EE. UU.

Pence será el primer vicepresidente de Estados Unidos en visitar Islandia, un país de solo 350.000 personas, desde que George H.W. Bush visitó Reykjavik en 1983. Por eso la oposición no ahorra críticas contra la Primera Ministra.

 “Dudo que cualquier otro líder occidental decida acudir a una conferencia en el extranjero en lugar de dar la bienvenida a un importante aliado extranjero”, señaló a la prensa el historiador Thor Whitehead.

Pero Jakobsdottir reafirmó su decisión. 

Comment As:

Comment (0)