En la costa de Australia aparecieron muertos extrañas especies de dragones de mar

Los dragones de mar, esas especies únicas que solo se encuentran en Australia y son un tesoro para los buceadores por sus colores brillantes.

Los expertos han quedado atónitos por los peces marinos muertos cuando observaron las imágenes de la presencia inusual de los en los paseos marítimos de Nueva Gales del Sur.

Todo sucedió luego del cambio climático por un combo de torrenciales lluvias y la gran cantidad de contaminantes que se desechan en el océano, hicieron que docenas de estas especies extrañas hayan aparecido muertas en las playas australianas.

Los dragones inundaron las playas de Cronulla, Malabar y la costa central, y se cree que aparecieron 10 veces más en cantidad que los que normalmente llegan a las playas.

El profesor David Booth de ecología marina en la Universidad Tecnológica de Sidney, le dijo a The Tampa Herald: «Claramente es el resultado de una combinación del clima impactante, los contaminantes que llegan al océano y las grandes olas», reproduce The Daily Star.

A menudo se pueden encontrar en aguas australianas y es inusual que se aleje tanto de su hábitat, ya que los adultos solo se mueven entre 50 y 500 metros de donde nacieron.

 

Son una especie amenazada

«Esto puede hacerlos susceptibles a la pérdida de hábitat y a los factores ambientales cambiantes», agregó la investigadora principal, la doctora Selma Klanten.

Las criaturas, que también se conocen como dragones de mar comunes, son muy buscados por los buceadores debido a sus distintos colores, como el amarillo y el morado. Pueden llegar a crecer hasta 45 centímetros de largo y, por lo general, se ubican entre los arrecifes y están en estrecha conexión con el caballito de mar, informa The Tampa Herald

 

La especie se incluyó una vez como «especies amenazadas» en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza antes de que se clasificaran en 2019 a «preocupación menor».

El doctor Booth trabaja con buceadores aficionados y científicos ciudadanos que toman fotografías de los dragones marinos que ven en las inmersiones.

Estas especies se pueden identificar utilizando Inteligencia Artificial, que puede discernir las diferencias entre individuos en función de los patrones moteados en sus cuerpos, desde sus hocicos con manchas de lentejuelas hasta las rayas violetas en sus cuellos.

Pero Booth dijo que sus hábitats de algas marinas estaban amenazados por el cambio climático, y mantener los datos de población era vital, particularmente después de los lavados masivos. «Este tipo de tormenta será cada vez más frecuente”, dijo.

Aunque es ilegal manipular cuerpos de dragones marinos, Booth pide que se fotografíen y se informen de los dragones marinos arrastrados por el agua, y que los buzos y los buceadores mantengan los ojos bien abiertos en busca de sobrevivientes, revela The Tampa Herald.

Una habitante vecina de la cota de Narrabeen, Betty Ratcliffe ha pasado cuatro años recorriendo estos lugares al amanecer, pero nunca había visto el vientre amarillo brillante de un dragón de mar cubierto de maleza. Luego, en una semana, encontró siete comentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.