La acción de eliminar el exceso de cosas de un espacio, ya sea un hogar, una oficina o cualquier otra área es a lo que se refiere al método declutter, que significa «despejar». El objetivo, por lo tanto, es crear un ambiente más organizado y relajado, con el claro fin de ahorrar espacio o mejorar la eficiencia de él.

Con un poco de planificación y determinación, es posible transformar cualquier hogar en un lugar más agradable y funcional. Aplicar este método en nuestro hogar puede ser una tarea que nos llegue a desanimar, especialmente si se ha acumulado mucho desorden a lo largo del tiempo.

Para iniciar a aplicar esta técnica, una de las claves es hacer una lista de todas las áreas del hogar que necesitan ser despejadas. Aquí deberíamos incluir también, en la medida que sea posible, el interior de armarios, estanterías, etc. Es muy importante tener claro qué zonas queremos despejar, ya que buscamos en todo momento la eficiencia dentro de nuestro hogar.

Hay que tener presente que el proceso de «declutter» no se trata simplemente de tirar cosas a la basura. Es una gran oportunidad para darle una segunda oportunidad a aquellas cosas que aún son útiles, pero no las necesitamos. Por ello, siempre será una buena opción la donación de estos y la venta para que tenga una nueva vida útil.

 

Para nuestro hogar, qué ventajas tiene el «declutter»

Esta técnica son muchas las ventajas que nos puede llegar a ofrecer. Aunque pueda llegar a ser una tarea pesada, lo cierto es que la recompensa que recibiremos será mayor. Y es que, al eliminar el exceso de cosas de un espacio, se crea automáticamente una sensación de mayor orden y limpieza. 

Al despejar el hogar de cosas innecesarias, se puede liberar espacio valioso que de otra manera se estaría desperdiciando, o que podría llegar a estar alterando nuestra paz visual. En hogares pequeños o con áreas con un espacio reducido, el ahorro de espacio tiene que ser una pieza fundamental.

Respecto a lo mencionado anteriormente, en el fondo lo que estaremos encontrando será una mayor claridad mental. El desorden visual puede ser una distracción constante y agobiante para la mente, y al eliminar el exceso de cosas, se puede crear un ambiente más relajado y claro para nuestra mente.

Sentiremos una satisfacción personal al mejorar este pequeño tipo de detalles, que son la clave para obtener esa sensación de hogar ordenado y lejos del caos. Se trata del objetivo principal de esta técnica, por lo que es imprescindible que conozcamos y analicemos a la perfección el espacio del que disponemos.

Este método es aplicable a cualquier espacio en el que pasemos un tiempo importante de nuestra rutina. Tener la mesa del trabajo ordenada, y libre de todos aquellos documentos que simplemente ocupan espacio y nublan nuestra mente, nos ayudará en organización. 

Publicado por Mujeres al día, agencia de noticias e información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.