contador gratuito
No icon

Ellos tienen sus propios modelos y conceptos de vida.

Los jóvenes de hoy y la Hiperjuventud

Hiperjuventud, Hiperconsumistas, hiperconectados, hiperrelacionados. Es la visión que hoy se tiene de los jóvenes, un grupo social del que constantemente se critica su superficialidad, su excesivo consumismo, su abuso de las tecnologías digitales y su exceso de amigos online.

Pues bien, los datos demuestran que en este contexto que se entiende como eminentemente materialista familia y amistad son para esos mismos jóvenes los dos pilares más importantes de sus vidas.

Partimos del error de que cualquier tiempo pasado fue mejor, explica el psiquiatra y director técnico de la Federación de Ayuda contra la Drogadicción, Eusebio Megías, coautor de un macroestudio sobre la juventud, elaborado por numerosos expertos y con la colaboración de la Fundación SM.

Un tiempo pasado, dice, del que los jóvenes no formaron parte, que no conocen. Ellos son protagonistas del suyo y éste no tiene por qué ser peor.

Pone como ejemplo las tecnologías. Para la juventud que ha nacido en un mundo ya hiperconectado, al que resulta casi imposible renunciar, esta visión de un mundo sin conexión es completamente disfuncional.

El peligro de esta interpretación adulta, remarca Megías, es que se proyecta en las generaciones más jóvenes la imagen de que son la peor versión de la juventud de la historia.

De hecho, apunta el experto, los jóvenes son un grupo demográfico mucho más comprometido con asuntos como la igualdad, el medio ambiente o la lucha contra la violencia machista.

Los jóvenes son fruto de su tiempo no del pasado y en él se desenvuelven, crecen, maduran y se relacionan, pero siempre desde los condicionantes que propicia su edad.

Un imaginario plagado de contradicciones, pretender que sean personas más maduras, pero no dejar de sobreprotegerlas; quejarse por su falta de implicación y participación social, pero negarles los espacios para que actúen; señalar su falta de responsabilidad, pero limitar sus competencias al ámbito de los estudios.

En el trabajo Protagonistas y espectadores, que consta de dos volúmenes, se les ha dado voz a ellos, a los jóvenes, por medio de sus conversaciones, de su manera de ser y ver el mundo.

Y se han plasmado unas ideas que nos sitúan en mejor disposición para entenderlos, siempre teniendo en cuenta que su realidad es diversa y que hay muchas circunstancias particulares.

Comment As:

Comment (0)