contador gratuito
No icon

Entidades financieras planean gravar a las compañías por su liquidez tras la norma del BCE

Banca pone el ojo a los depósitos de empresas

En las últimas presentaciones de resultados de la banca, sus máximos responsables descartaban cobrar por sus depósitos a las familias, pero apostaban por empezar a pasar factura por la liquidez que tengan depositada las empresas, los fondos de inversión o las administraciones públicas. Desde la Asociación Española de Banca, José Luis Martínez Campuzano, su portavoz, indica que la decisión final de cobrar a las empresas por sus depósitos "depende de la estrategia comercial de cada entidad en un contexto de elevada competencia como el que caracteriza al sistema bancario español. Con la información de que disponemos actualmente, los bancos no prevén cobrar por los depósitos a las familias".

Las ganas de la banca por cobrar por los depósitos tiene una lógica. El BCE también lleva tiempo gravando a los bancos por aparcar sus depósitos en la institución. Se trata de que muevan el dinero y favorezcan el crecimiento de la economía. El pasado septiembre, Mario Draghi, presidente del BCE, volvió a aplicar una batería de medidas para seguir insuflando dinero a la economía en una de sus últimas intervenciones al frente del organismo. Elevó del -0,4 hasta el -0,5 el tipo de los depósitos que los bancos tienen parados (tipo de facilitad de depósito) cuando excedan de un mínimo que se retribuye al 0.

Desde el 30 de octubre se aplicó el -0,5 pero se permite a los bancos elevar en seis veces las reservas mínimas obligatorias al 0, lo que supone un alivio para ellos y también para sus clientes particulares, ya que pendía la amenaza de que les empezasen a cobrar por guardar el dinero.

Resulta complicado que empresas y entidades financieras hablen abiertamente. Estamos en los primeros compases de este proceso y nadie quiere salir retratado frente a la competencia. Y es que desde septiembre, las empresas están pagando por sus depósitos. Una de las cinco grandes del Ibex 35 explica que "todos los bancos quieren cobrar. El pago está en torno al 0,3 de los depósitos que tengas. Normalmente, buscan cobrar por el dinero en cuenta corriente y algunas entidades te piden que hagas un depósito a seis meses (no retribuido) por el que no tienes que pagar. Pero todo depende del volumen de liquidez, ya que establecen unos límites a partir de los cuales te aplican un tipo a pagar. Lógicamente, también depende de la vinculación con la entidad financiera y si les compensan otras operaciones que hagas con ellos”. Por ahora son solo las grandes, porque la ola no ha llegado a las pymes, como ilustra Miguel Ángel Magro, director de operaciones en Inapelsa Ascensores (una firma con 250 trabajadores), que explica que la empresa lleva 40 años trabajando con la misma entidad financiera y que tienen acuerdos muy ventajosos por los que no cobran por sus depósitos. De todas maneras, las empresas con saldos superiores a 100.000 o 200.000 euros estarían en el punto de mira del sector.

Con datos del BCE al cierre de septiembre, el tipo que se aplica a las empresas por los depósitos en España es del -0,06 de media. A finales de junio aún retribuían el 0,23 de media por tener este dinero. El caso español no es único en la eurozona. Bélgica, Alemania, Luxemburgo y Holanda también cobran por los depósitos a un año. Concretamente, Bélgica y Luxemburgo encabezan la posición con tipos del -0,27; seguidas de Alemania, con el -0,22, y Holanda, con el -019. Curiosamente, países como Malta, Italia o Grecia siguen retribuyendo los depósitos de sus grandes clientes con rentabilidades del 0,54 al 0,59.

Comment As:

Comment (0)