contador gratuito
No icon

Las declaraciones del presidente francés son un dardo contra Alemania, que ha pedido a los Estados d

Macron califica de “demagógico” pedir el cese de la venta de armas a Arabia Saudí

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó este viernes de “demagógicos” los llamamientos a detener la venta de armas a Arabia Saudí por el asesinato de Jamal Khashoggi y abogó por sanciones “claras y coordinadas” a nivel europeo contra Riad, pero solo si se establece sin lugar a dudas su responsabilidad en la muerte del periodista en el consulado saudí en Estambul.

“¿Cuál es la relación entre la venta de armas y el asesinato de Khashoggi? Entiendo la conexión con lo que está pasando en Yemen, pero no hay relación con el señor Khashoggi, no hay que mezclarlo todo”, dijo Macron en rueda de prensa en Eslovaquia. “Es pura demagogia decir ‘tenemos que detener la venta de armas’, no tiene nada que ver con Khashoggi”, insistió.

Francia, y el propio Macron, ha condenado “firmemente” el asesinato del periodista crítico en el consulado saudí en Estambul el pasado día 2. El domingo, París emitió un comunicado conjunto con Berlín y Londres instando a la “clarificación urgente” de la “inaceptable” muerte de Khashoggi.

Sin embargo, el Gobierno francés había eludido hasta ahora pronunciarse abiertamente sobre los llamamientos de otros mandatarios, como la canciller alemana Angela Merkel, a detener la venta de armas a Arabia Saudí como represalia por el crimen.

El miércoles, el portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, dijo que el Ejecutivo está dispuesto a imponer sanciones a Riad por la muerte de Khashoggi e incluso a ir más lejos que prohibir la exportación de armas al país. Pero antes de dar ningún paso, París quiere estar seguro de la “responsabilidad” de Riad en el asesinato del periodista, subrayó.

“Mientras que eso no se establezca perfectamente y mientras que los hechos no sean corroborados por nuestros servicios de inteligencia, contendremos nuestra reacción”, dijo Griveaux al término del Consejo de Ministros. Si acaba demostrándose la responsabilidad de Riad, “asumiremos las consecuencias e impondremos sanciones (…) no solo sobre las armas”, precisó.

Desde Bratislava, Macron fue un paso más allá y consideró que, “una vez establecidos los hechos” en torno al asesinato de Khashoggi, las sanciones, de aplicarse, deberían ser “una respuesta europea” y “en todos los ámbitos”, no solo en materia armamentística. “Si queremos imponer sanciones, habrá que hacerlo en todos los ámbitos. En ese caso, habrá que dejar de vender coches”, señaló el mandatario. “O adoptar sanciones individuales” contra los responsables del crimen, agregó.

Visiblemente agitado —hace días que la prensa le pregunta por esta cuestión y, hasta ahora, Macron había logrado eludir una respuesta— el presidente francés recordó a la vez la importancia geoestratégica de Arabia Saudí para todo Occidente. Riad “es uno de nuestros aliados en la región,en particular en la lucha contra el Estado Islámico   y el terrorismo. Mantiene una cooperación fuerte con la mayoría de los países occidentales, con relaciones militares que son claras y totalmente transparentes”, sostuvo.

Desde 2007 hasta 2017, Arabia Saudí fue el segundo cliente más importante de armas de Francia, aunque hoy en día París es solo “el octavo proveedor saudí en materia militar, muy lejos de Estados Unidos y Reino Unido”, según una fuente del Elíseo citada por la agencia France Presse.

Las declaraciones de Macron son un dardo envenenado contra Alemania. El Gobierno de Merkel dio un paso al frente desde un primer momento al anunciar la suspensión temporal de la venta de armas a Arabia Saudí. El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, pidió además a la UE que adopte una postura común, para evitar que la suspensión alemana solo sirva para que otro país ocupe el hueco que dejen las exportaciones alemanas. El Ejecutivo debe aún decidir qué hacer con los contratos ya aprobados. El portavoz de Merkel anunció esta semana que el Ejecutivo estudia en profundidad los casos y emitirá una respuesta en breve. La Eurocámara, en ese sentido, votó el jueves a favor de suspender las exportaciones de armamento a Riad, aunque la resolución no es vinculante.

Este viernes, la ministra de Exteriores de Austria defendió también una suspensión europea como respuesta al asesinato del periodista. “Debemos actuarjuntos, como Unión Europea, frente a Arabia Saudí”, dijo Karin Kneissl al diario alemán Die Welt. Kneissl citó la guerra en Yemen y la crisis de Qatar como motivos adicionales para justificar la medida. “Si paramos el suministro de armas a Arabia Saudí en toda la UE, podemos contribuir a poner fin a esos conflictos”, consideró.

Comment As:

Comment (0)