contador gratuito
No icon

Kuwait trabaja ahora en una resolución del Consejo de Seguridad que garantice la protección de los c

EE UU bloquea la declaración para investigar la matanza en Gaza

Estados Unidos optó por bloquear un borrador de declaración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el que se pedía que se investigue de una manera independiente y trasparente el baño de sangre en Gaza durante las protestas por la inauguración de su embajada en Jerusalén. La nueva jornada de violencia dejó 59 muertos y más de 2.000 heridos por disparos del Ejército de Israel, la peor desde los enfrentamiento en 2014.

El Consejo de Seguridad celebró este martes una reunión de emergencia convocada a petición de Kuwait para discutir sobre la escalada de la violencia en Gaza. Arrancó guardando un minuto de silencia en memoria de las víctimas. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ya se declaró este lunes “profundamente alarmando” por la situación y pidió expresamente a Israel que “calibre” el uso de la fuerza contra los manifestantes.

Guterres cree que en este momento la prioridad pasa por poner fin al cese de las hostilidades en Franja de Gaza e hizo por eso un llamamiento a las dos partes en el conflicto a la “contención”, para que prevengan las provocaciones y los actos violentos. El jefe de la ONU es partidario de que se investiguen después todas las muertes de una manera transparente e independiente, para así poder depurar responsabilidades.

Nickolay Mladenov, coordinador especial para el proceso de Paz en Oriente Medio, participó por vídeo conferencia desde Jerusalén. “No hay excusa para los asesinatos”, condenó dirigiéndose a las dos partes en conflicto, “y menos para la causa de la paz”. “El enojo de la población, si no se canaliza de una manera constructiva, llevará a más destrucción”, dijo al referirse a la frustración creciente de los palestinos, “hay que dar un paso al frente e impedir la guerra”.

Kuwait, que ocupa en nombre de los países árabes un asiento en este órgano de la ONU, hizo circular en la víspera de la reunión un borrador de declaración en el que condenaba la matanza de civiles y solicitaba una investigación que permita depurar responsabilidades. Ahora busca que como alternativa se adopte una resolución que garantice la protección de los civiles, "para que Israel se responsabilice como fuerza ocupante".

El embajador palestino Riyad Mansur pidió así a los miembros del Consejo de Seguridad que respondan a su “responsabilidad” de proteger a la población civil y calificó de “crimen de guerra” el ataque de las fuerzas israelíes contra los palestinos. “No es solo rabia lo que sentimos”, reiteró en un encuentro con la prensa, “son unos salvajes”. Calificó de “vergonzosa” la actitud de EE UU.

Israel también pide al Consejo de Seguridad que se pronuncie, pero en su caso el embajador Danny Danon considera que debe hacerlo para condenar que Hamás esté provocando a miles de palestinos a que comentan actos violencia contra civiles israelíes al “incitarles a traspasar la frontera” de Gaza. Estados Unidos, su principal aliado en la ONU, también responsabiliza a Hamás de la escalada de la tensión y habla de un "doble rasero".

Danon pidió en su intervención a los miembros del Consejo que se atengan a los hechos al valorar la situación. “No hay nada pacífico en estas protestas”, reiteró, “el traslado de la embajada es una excusa”. También defendió el derecho de cualquier países de defenderse frente a la amenaza del terrorismo y que su Ejército está actuando para proteger la frontera, “lo que pasó ayer es un movimiento planificado por Hamás”.

Nikki Haley, la embajadora de EE UU, hizo mención directa al papel que está desempeñando Irán a la hora de incitar la violencia. "Hamás está encantada con los resultados de ayer", afirmó, "que nadie se equivoque". Reiteró, así mismo, que el traslado de la embajada a Jerusalén no supone un cambio en el proceso de paz. "Es lo correcto, nuestro y debe ser una causa de celebración", insitió, "la paz solo se puede lograr si se reconoce la realidad".

Karen Pierce, representante de Reino Unido, reconoció el derecho de Israel a defenderse pero se mostró partidaria de que se investigue la conducta de sus fuerzas militares. "El volumen de munición utilizado no se puede ignorar", declaró. Su homólogo francés, Francois Delattre, advierte de que se está viviendo una situación “muy próxima a la de una tormenta perfecta” en toda la región. “Esto solo refuerza a los movimientos radicales”, auguró.

El enviado de las Naciones Unidas insistió durante el debate en que la actual situación pone de manifiesto “la urgente necesidad” de llegar a una solución política del conflicto. El secretario general de la ONU reiteró el lunes que la única alternativa “viable” es la solución de los dos estados, “con Palestina e Israel viviendo como vecinos en paz y Jerusalén como capital”. El temor es que esta escalada degenere en un conflicto religioso que desestabilice toda la región.

 

Comment As:

Comment (0)