contador gratuito
No icon

Que le pasaría a tu cuerpo si usas estos aceites? Entérate y aprende como usarlos

Los aceites vegetales puros constituyen una alternativa extraordinaria a la cosmética de cremas y lociones típica en nuestros días. De hecho, existen aceites para cada tipo de piel, (en general todos resultan geniales para pieles delicadas); también resultan mucho más baratos y muchas veces mucho más eficaces que la mayoría de los cosméticos.

Como norma general hay que tener en cuenta que los aceites sean puros, es decir el aceite extraído de la planta y nada más. También es importante que se conserven en un frasco oscuro y alejados de fuentes directas de frío o calor.

Para asegurarte que son efectivos, han debido ser extraídos por presión fría, es decir, que no se haya aplicado calor durante su elaboración, ya que ese calor alteraría sus propiedades nutricionales y terapéuticas.

Sin ninguna duda te recomendamos los aceites vegetales de producción ecológica, ya que no contienen aditivos, son puros y su planta habrá sido cultivada bajo normativa ecológica, es decir, sin pesticidas, ni fertilizantes tóxicos que alteren su composición.

1. Aceite puro de Argán
El aceite de argán es uno de los más cotizados y mejor valorados ya que sobre todo es excelente para pieles maduras. Es muy antioxidante, lo que significa que es capaz de combatir los radicales libres para retardar la oxidación y degeneración de los tejidos.
Su propiedad antioxidante se la otorga la vitamina E, y para hacernos una idea, el argán tienen 50 veces más vitamina E que el aceite de oliva, que es muy buen antioxidante también.
Se puede ingerir en su estado puro, pero como su precio resulta un poco elevado, su uso más común es como cosmético de pieles maduras, aplicándolo directamente sobre la piel para conservar y recuperar su elasticidad y vitalidad.

2. Aceite puro de Coco virgen
El aceite de coco es muy utilizado en cosmética y aromaterapia, ya que combina genial con otros tantos aceites esenciales vegetales. Tiene muy buenas propiedades tonificantes y también protege y suaviza tanto la piel como el cabello (por lo que se suele utilizar como mascarilla capilar). También es un excelente aceite de masaje.
A temperatura fresca, el aceite de coco se solidifica, pero se fundirá con un poco de calor, por ejemplo el calor producido al frotarlo en las manos.
No es recomendado para pieles o cabellos grasos, pero irá genial la pieles o cabellos secos.
Se puede ingerir en su estado puro, y de hecho es una de las bases principales de muchas gastronomías y una revelación en nutrición ortomolecular.

3. Aceite puro de Almendras dulces
El aceite de almendras dulces es un aceite excelente y el preferido por la mayoría de aromaterapeutas y quiromasajistas ya que su textura es suave y ligera, combina muy bien con cualquier aceite esencial y es apto para todo tipo de piel, en especial las delicadas.
Es una fuente extraordinaria de vitaminas y minerales y está indicado para pieles con dermatitis, grietas o quemaduras ya que es muy hidratante y delicado.
Se puede ingerir en su estado puro.

4. Aceite puro de Rosa de Mosqueta
El aceite puro de rosa de mosqueta es uno de los mejores cosméticos naturales, y además uno de los más utilizados.
Es muy rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados: 41% ác. linoleico (Omega 6), 39% ác. linolénico (Omega 3) y un 16% ác. oleico (Omega 9). Estos ácidos grasos son muy nutritivos para la piel y están directamente relacionados con la regeneración de los tejidos.
Previene la aparición de arrugas y estrías (por lo que es muy común utilizarlo durante el embarazo o dietas de adelgazamiento rápido), y también ayuda a curar y reducir las cicatrices, como por ejemplo las marcas que derivan del acné.

5. Aceite puro de Germen de Trigo
El germen de trigo es junto con el aceite de argán uno de los más antioxidantes y nutritivos, y por lo tanto más indicado para pieles castigadas o maduras.
Se extrae directamente del trigo y es muy rico en minerales, oligoelementos, vitaminas y aminoácidos esenciales. Es un ingrediente extraordinario de la cosmética antiedad, ya que da muy buenos resultados para el tratamiento de las arrugas, otorgando elasticidad y nutrición.
También se suele ingerir ya que está muy recomendado para los casos de diabetes y como fuente muy rica de nutrientes para casos de trastornos metabólicos o del sistema nervioso.

6. Aceite puro de Hipérico
El hipérico es una preciosa planta cuyo compuesto que le otorga su valor terapéutico más destacable es la hipericina. La hipericina inhibe la acción de la enzima “dopamina b-hidroxilasa”, lo que provoca un aumento de la dopamina y la serotonina (mejora el humor) a la vez que disminuye la cantidad de adrenalina, por lo que relaja.
Por todo esto, el aceite de hipérico está muy recomendado para aplicar con ligeros masajes sobre el pecho, cuello y muñecas, en casos de depresión o decaimiento. Combina muy bien con el aceite esencial de Palmarosa, Lavanda o Ylang Ylang, ya que estos 3 tienen propiedades relajantes.
También se puede ingerir disolviendo una cucharadita en el zumo natural o la infusión 2 ó 3 veces al día.

 

Comment As:

Comment (0)