contador gratuito
No icon

Cuidado con los celulares económicos que ofrecen reconocimiento facial

A comparación de otros mecanismos de seguridad como PIN y sensor de huellas, utilizar el rostro para desbloquear el dispositivo móvil es más inseguro, sobre todo si el teléfono es de bajo costo.

El reconocimiento facial en los dispositivos móviles se ha convertido en una tendencia en el mercado con la cual diferentes marcas buscan cautivar a sus compradores. Tener esta característica en el celular puede añadirle un tinte futurista y de lujo.

Pero como dice el dicho: “de eso tan bueno no dan tanto”, por lo que los compradores deben estar alertas al momento de adquirir uno de estos dispositivos, ya que, según analistas de ciberseguridad, podrían estar poniendo en riesgo su información.

Uno de los críticos del reconocimiento facial es la empresa de seguridad virtual, Kaspersky Lab, compañía que asegura que esta modalidad de desbloqueo no es la más confiable ya que la superan otras como el clásico PIN y el también popular sensor de huellas.

“La autenticación mediante huella digital no es infalible, pero, en comparación, es mucho más segura; por ello, junto con un código PIN de seis dígitos, son por ahora la mejor opción”, afirma la empresa que no desacredita del todo el reconocimiento facial, basta con decir que las otras modalidades tampoco son 100% seguras, solo que por lo novedosa aún hay aspectos por pulir para alcanzar el nivel de confianza que tienen sus antecesoras.

"Ciertamente, toda nueva tecnología conlleva riesgos en seguridad y lo mejor es utilizarla cuando está ya adquirió un cierto nivel de madurez o cuando sabemos que el fabricante tiene una buena reputación en corregir fallas de manera oportuna", dijo en su entrevista a El Espectador el analista senior de seguridad de Kaspersky Lab, Roberto Martínez.

¿Cuáles son las fallas del reconocimiento facial?

Según el criterio de la empresa de ciberseguridad, se ha comprobado que el blindaje que ofrece esta modalidad de desbloqueo ha logrado ser vulnerado en determinadas ocasiones.

Ejemplo de lo anterior son los casos de desbloqueos con fotografías, máscaras en tres dimensiones del propietario y, para no ir más lejos, acercar el teléfono al rostro de la víctima cuando se encuentra dormida. No obstante, vale la pena aclarar que esta última no aplica en los dispositivos que solo se desbloquean cuando la persona tiene sus ojos abiertos, tal es el caso del Huawei P20 y el Iphone X, entre muchos otros.

Luego entonces, existen modalidades de desbloqueos faciales más avanzadas que otras ¿cómo reconocer las de menor categoría?

Para despejar esa duda hay que entender cómo funciona el reconocimiento facial que se basa en un complejo sistema que requiere una cámara normal, otra de infrarrojos y un proyector de puntos, sumado a lo anterior se necesita un sistema de aprendizaje automático, todo esto compone un ecosistema que hace que las mezclas de dichas tecnologías realicen un correcto reconocimiento facial.

En otras, palabras, no basta solamente con distinguir la apariencia del propietario del teléfono, no, se deben precisar los más mínimos detalles, para eso una cámara dedicada a los infrarrojos y el proyector de puntos.

Pero lo anterior resulta ser una inversión tecnológica costosa para los fabricantes, razón por la cual resulta sospechoso que ciertas marcas ofrecezcan esta funcionalidad equipada en un teléfono de bajo costo.

“El precio supone un dilema para el resto de los fabricantes de smartphones. Sus dispositivos se suelen vender por algo menos, pero tienen que mantener las características y especificaciones. Por ello, empiezan recortando cosas que no se echarían tanto de menos, como incorporando un altavoz más barato o reduciendo el almacenamiento. También podrían excluir las cámaras de infrarrojos y el proyector de puntos del módulo de reconocimiento facial (pero manteniendo la función, ya que es todo un reclamo comercial)”, explica Kaspersky.

De allí que es recomendable a los compradores consultar las características que tiene la función del desbloqueo facial al momento de adquirir un nuevo celular ya que, en muchos casos, el reconocimiento facial depende solo de la cámara frontal y de algunos algoritmos, pero si no tiene otros factores como los descritos anteriormente puede llegar a ser engañada con una fotografía impresa o la imagen de la persona en una pantalla.

“Es importante ser conscientes que ningún mecanismo de seguridad debe ser considerado en algún momento 100% seguro. Partiendo de ese principio, se debe tomar en cuenta quién es el fabricante que está respaldando esa tecnología y estar informados acerca de alguna posible vulnerabilidad encontrada. Hoy en día este tipo de información es bastante pública y accesible incluso a los usuarios que no están muy cercanos a los temas técnicos”, concluyó Martínez.

Si este artículo comenzó con el refrán: "de eso tan bueno no dan tanto", no puede haber mejor final para el mismo que concluir: "cuidado, lo barato sale caro".

Comment As:

Comment (0)