contador
No icon

Ya le puedes ir diciendo a tu perro que se puede preparar para comer la croqueta de quinua.

Los fabricantes de comida para perros vuelven a incluir verduras en sus productos

Las tendencias de los alimentos para mascotas siguen los gustos de sus dueños. Incluso las marcas que son amantes de la carne también quieren volver a comercializar plantas, unos ingredientes con un alto contenido proteínico, como las harinas de soya o el maíz, que dejaron de lado.

Blue Buffalo está introduciendo un producto basado en granos de pollo y quinua mientras que Nestlé Purina Petcare está haciendo lo propio con arándanos, calabazas y espinacas. Honest Kitchen, que utiliza ingredientes para el consumo humano, ha estado vendiendo su receta de pollo y quinua desde 2006 y, ahora, también ofrece mezclas de carne de res y garbanzos, pato y batatas, y pescado y coco.

Después de todo, los perros no son lobos. Son omnívoros, tal y como dice Anna-Kate Shoveller, profesora asistente de biociencias animales en la Universidad de Guelph, en Canadá. "Lo hacen bastante bien con una dieta basada en vegetales o baja en proteínas", agrega.

Shoveller ha estado investigando la nutrición en animales y ha publicado un informe sobre una cuestión bastante controvertida: alimentar con verduras a perros domésticos. Y es que los perros labrador, los cocker spaniels y el resto de los 70 millones de perros que viven en los hogares de Estados Unidos no necesitan alimentarse como bestias salvajes.

Blue Buffalo, que su lema es el de "llevar de la granja a la mesa canina", en sus productos se puede ver impreso el retrato de un lobo en su línea Wilderness, y Beneful, que presume de incluir pollo, carne de res y salmón "reales" como ingredientes número 1. Las dos marcas vendieron más de USD 2,300 millones de comida de perro durante el año pasado.

Blue Buffalo ha jugado la carta de "lobo sano" mejor que cualquier otra compañía. Fundada en 2002, la empresa controlaba el 7.5 por ciento del mercado de alimentos para perros de Estados Unidos durante el año pasado, por lo que es el quinto vendedor más grande del país. Un porcentaje todavía pequeño en comparación con Nestlé Purina, el número 1, que controla un 23.5 por ciento, (el 2011 estaba en el 26.8 por ciento), según los datos facilitados por Euromonitor.

Si hay mitos negativos sobre la carne, las plantas también vienen con sus propias presunciones.

"Si la soja es mala ¿por qué el guisante es bueno?", se pregunta Yamka, nutricionista de animales certificada por el American College of Animal Sciences, "Todo se reduce al marketing", agrega.

Los perros no están haciendo las compras.

La comida para mascotas en Estados Unidos se rige por una combinación de regulaciones federales y estatales. Los propietarios buscan que los alimentos cumplan con las necesidades nutricionales de sus mascotas de una forma "completa y equilibrada". La declaración se basa en los perfiles de nutrientes de los alimentos para perros o gatos establecidos por la Asociación Oficial de Controles de Alimentos de Estados Unidos (Aafco por sus siglas en inglés) y garantiza que esos productos sean nutricionalmente equilibrados. Aafco no tiene poder de imposición por sí mismo, pero la mayoría de los alimentos para mascotas disponibles en el mercado que se venden online cumplen con esos perfiles, sin importar los ingredientes que contengan.

"Las mascotas no necesitan ingredientes, necesitan nutrientes", comenta Mary Emma Young, directora de comunicaciones del Pet Food Institute, el grupo comercial de la industria, repitiendo un estribillo popular en el mundo de las comidas para mascotas. También necesitan poder digerir los nutrientes y la comida ha de ser de su agrado o no la comerán.

Aunque no hay escasez de consumidores, bloggers y competidores que cuestionen la seguridad y la salud de las comidas para mascotas producidas en masa. Lo cierto es que después de 2007, tras un envenenamiento de miles de mascotas, la industria ha destinado importantes recursos a la investigación para satisfacer las pautas establecidas por Aafco.


Tomado Por Infobae.com